Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Programar es el nuevo inglés
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Email this to someone
email



Hace unas semanas leí en Twitter esta frase que he puesto en el título: «Coding is the new English». Efectivamente, hasta hace poco tiempo saber inglés podía ser el elemento diferenciador entre dos personas con similar currículum. Saber inglés como lengua extranjera no solo aumenta nuestros conocimientos y nuestras posibilidades, sino que demuestra que hemos sido inquietos y hemos querido ir más allá de lo que nos enseñaron en el colegio/instituto/universidad.

Libros de programación

El caso es que, como ya se asume que el inglés es el idioma para todo (al menos en ciencia así es) y debemos utilizarlo sí o sí, este idioma ya no es el elemento diferenciador. Todo el que se dedique a ciencia, ingeniería y seguramente cualquier profesional en cualquier otra área, se supone que se defiende razonablemente bien en inglés. En ciencia, por ejemplo, no se concibe que no sepas leer bien en inglés, pues todas las publicaciones internacionales y muchísima de la información que necesitas está en ese idioma. Y no solo leer, porque cuando tienes que escribir lo que llamamos un «paper», es decir, un artículo científico, o un poster para un congreso internacional, también tienes que ser capaz de hacerlo en inglés. Hablar en inglés también es fundamental para dar una charla en un congreso o para relacionarte con colegas de otros países. Como todo esto se asume como normal y ya forma parte de la vida diaria de casi todos, el inglés ya tiene que venir en nuestra configuración por defecto 🙂 y hay que diferenciarse por otras cosas. La clave ahora, estoy de acuerdo con el que formuló la frase que da pie al título de esta entrada, es la programación de software.

Programar, o «picar código» como siempre han dicho los programadores, es algo que deberías tener en tu lista de cosas que aprender si estás empezando en esto de la ciencia. En algún momento puede que necesites hacer un análisis estadístico de datos que podrías hacer de manera más rápida y eficaz (puedes usar el código para otra ocasión) si escribes un programa en cualquier lenguaje de programación (Fortran, Phyton, Java….el que quieras) o un script en un entorno de los pensados para este fin (Matlab, R y similares). Podrías incluso necesitar hacer software que no fuese específicamente para tratamiento estadístico relativamente sencillo, sino modelos de cualquier tipo, redes neuronales, reconocimiento de patrones, programas para tratamiento de imágenes (muy típico, por ejemplo, en medicina), simulaciones de biofísica, …. seguro que se te ocurren cientos de problemas que podrías resolver haciendo tu propio programa. Los economistas y analistas de todo tipo también se benefician del saber programar. Con esto último quiero decir que no solo es deseable que sepan programar los científicos, por supuesto los informáticos, o los ingenieros, sino que todo esto es aplicable a muchísimas profesiones, incluidas las «de letras».

Hoy en día, en mi opinión, no puedes permitirte llegar a un trabajo y, a la hora de necesitar programar, decir eso de «es que no me enseñaron en clase», o «es que a mí no me gustan los ordenadores». He visto gente en ciencia decirme que no sabe descomprimir un archivo, que no sabe instalar un programa, o que solo sabe usar Excel para tratar datos. Esto no debería ocurrir porque hoy en día todos tenemos un ordenador con conexión a internet y una fuente inagotable de recursos gratuitos (no ilegales, sino libres) a nuestra disposición. Lo que hace falta son ganas de aprender a usar las herramientas. Ganas de aprender de manera individual. Inquietud por aprender cosas nuevas por nuestra cuenta. Si esas ganas de aprender las focalizamos, al menos en parte, a aprender a programar, nos va a ser muy útil en el mercado laboral y nos va a diferenciar de otros. Yo no soy una experta programadora, pero me defiendo y suelo ser capaz de crear los programas que necesito para trabajar. Si no lo pudiese hacer entorpecería mucho mi trabajo, lo ralentizaría mucho, y además no me habrían surgido algunos bonitos retos laborales que he vivido.

Si no lo has hecho ya, te invito a que busques información sobre lenguajes de programación, elijas uno y aprendas a programar algo. Poco a poco, según las necesidades que vayas teniendo, irás buscando más información y aprendiendo más. La programación es como un edificio que empieza siempre con el típico «Hola mundo!» en pantalla y puede acabar siendo un rascacielos con vistas maravillosas.

Mi próximo reto es aprender Python. Ya estoy en ello. Sabiendo programar en otros lenguajes el reto no parece extremadamente complicado. Lo anterior fue aprender a hacer apps para móviles, que además de útil es muy divertido. ¿En qué lenguajes de programación hablas tú?




Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Email this to someone
email

About

Soy profesora e investigadora. Me gusta la divulgación científica, la música, leer, la programación, la tecnología, el running, la gente amable, sencilla y con buen humor. Siempre aprendiendo algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.