Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Los “becarios” de Jordi Cruz, un retrato de los estudiantes en prácticas
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter0Share on Facebook10Share on Google+0Email this to someone



Hoy voy a escribir mi opinión sobre una polémica sobre la que he leído hoy mucho en redes sociales y periódicos. Hay polémica porque el cocinero Jordi Cruz dice que los “becarios” que trabajan en su restaurante deberían estar agradecidos por trabajar allí gratis. Escribo “becarios” entre comillas porque un becario es quien cobra una beca. Se ha defendido en Twitter diciendo que son estudiantes con convenio de prácticas, por lo que no se le puede criticar. Escribo esto en este blog porque en realidad se puede extrapolar a otras áreas donde la formación implica hacer prácticas, ya sea un hotel, un estudio de arquitectura o un laboratorio de química.
 
He estado prácticamente dos años gestionando prácticas en una Universidad, así que sé de lo que hablo, por lo que voy a dar mi opinión. No soy muy de compartir opiniones de este tipo, pero esto me ha tocado la fibra sensible.
 
En primer lugar, Jordi Cruz dice que un restaurante como el suyo no sería viable sin estas personas en prácticas. Los estudiantes en prácticas no son trabajadores de una empresa, no forman parte de la plantilla, y no pueden ser utilizados para sacar adelante trabajo que podría hacer un trabajador contratado. Si tu negocio no es viable sin mano de obra de estudiantes en prácticas, simplemente ciérralo. No puedes utilizar estudiantes en prácticas para sacar rendimiento económico tan descaradamente. Les recuerdo que hay una noticia en la que se informa de que este cocinero se ha comprado una mansión de 3 millones de euros, aunque supongo que buena parte de sus ganancias vendrán de la TV y de la publicidad. Pero vamos, que dinero para pagar a los estudiantes tiene. En otra entrevista dice que no puede tener 20 personas en nómina en su cocina, pero claro, puede pagar 3 millones de euros por una casa.
Por cierto, en el caso de prácticas curriculares, al menos a nivel universitario (estudiantes de turismo que también pueden hacer prácticas en cocina, por ejemplo), la Seguridad Social es 100% bonificable, con lo que ya podría estirarse un poco y pagarles algo, aunque no sea muchísimo.
 
Por otro lado, en esta última entrevista que menciono dice que tiene 14 empleados y entre 10 y 20 personas en prácticas. Desde el punto de vista de la normativa de prácticas (y por simple sentido común), teniendo en cuenta cómo se trabaja en una cocina (esas prisas que nos enseña él mismo en la televisión), no debería tener muchos más practicantes que personas que les puedan enseñar. Un estudiante en prácticas tiene que tener siempre asignado un tutor de empresa que le va a supervisar y que le va a enseñar los detalles del trabajo. Un estudiante en prácticas es eso, un estudiante, una persona que está aprendiendo, y debe estar continuamente supervisado y orientado. Esta es la teoría y todos sabemos que tristemente no ocurre siempre así, pero en este caso parece bastante claro que los estudiantes se están usando (sí, usando) como un trabajador más. ¿Cobra mucho Jordi Cruz a un cliente por un plato hecho por estudiantes que están aprendiendo?
 
Hay quien defiende al cocinero diciendo que los chicos y chicas que hacen prácticas con él no están obligados a hacerlo. Yo no creo que esto sea así en todos los casos, porque muchos estudiantes están obligados a hacer prácticas porque son prácticas curriculares. También se habla de jornadas de entre 14 y 16 horas en la cocina, que no me queda claro que esto se haga en la cocina de Jordi Cruz, pero sería completamente irregular hacer algo así. Por supuesto, siempre habrá gente que se preste a hacer algo así, pero no debería ser lo normal. Una situación así no se debería normalizar.
Dice Jordi Cruz que trabajar gratis en su cocina es un privilegio, porque “imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector”. Aquí compara churras con merinas. Un máster con prácticas no son únicamente prácticas. Hay mucho más allá, incluso si no es oficial sino un título propio.
Que no Jordi, que lo que estás haciendo no está bien. Lo siento pero no.
Si eres estudiante y me estás leyendo, no te dejes engañar. Acude a tu departamento de prácticas (sea FP o Universidad) si tienes la más mínima duda sobre las condiciones.




Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter0Share on Facebook10Share on Google+0Email this to someone

About

Soy profesora e investigadora. Me gusta la divulgación científica, la música, leer, la programación, la tecnología, el running, la gente amable, sencilla y con buen humor.
Siempre aprendiendo algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *