Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Tag Archives: arte
Arte y tormentas de polvo

El arte, especialmente la pintura, aveces suministra información muy interesante a los científicos. Por ejemplo, el análisis de los cuerpos celestes, o de los meteoros, inmortalizados en cuadros dan muchas pistas interesantes sobre fenómenos ocurridos. Un ejemplo claro son los grandes trabajos de mi profesor Mark Kidger sobre la Estrella de Belén, o  este trabajo sobre el tiempo atmosférico en los cuadros de Dalí.

Hace poco, navegando por la red, encontré un cuadro en el que se puede ver el fenómeno meteorológico sobre el que más puedes leer en este blog: una tormenta de polvo. Pero además, es una tormenta de polvo muy curiosa, porque no se trata de polvo del desierto como es habitual, sino que tuvo lugar en la 5ª Avenida de Nueva York y fue causada por la presencia de un edificio muy alto.

El autor del cuadro es John Sloan (1871-1951), que lo tituló “Dust Storm, Fifth Avenue” cuando lo pintó en el año 1906.

John Sloan Dust Storm Fifth Avenue

Fuente: http://www.metmuseum.org/

Este cuadro forma parte de la colección del Metropolitan Museum of Art de Nueva York. En su diario, el 10 de junio de 1906 el autor comentaba que por la tarde, caminando por la Quinta Avenida, se encontraron una tormenta de de viento, con el aire cargado de polvo y todo el mundo alrededor de ella aterrorizado. Los vientos fuertes que causaron esta tormenta de polvo, como mencioné arriba, fueron causados por un edificio, el Fuller Building, que en ese momento era el único rascacielos por esa zona.

Los efectos de los rascacielos en el viento son notables y es algo que siempre explico en mis clases de Física en la Universidad Europea de Canarias, ya que para los futuros arquitectos es muy importante conocerlos. Algún día en este blog escribiré sobre el ejemplo que siempre pongo en clase, que es muy llamativo y hasta ha llegado a cobrarse alguna vida, pero sin duda este próximo curso añadiré a la galería de ejemplos este que queda inmortalizado en el cuadro de John Sloan.

Una tela que cambia de color con los cambios en el aire

En el último post escribí sobre un piano que suena siguiendo el movimiento de las nubes, y ahora le toca el turno a otro nuevo invento que une une tecnología, arte y meteorología. Esta vez se trata de una tela que es capaz de reaccionar con las fluctuaciones de temperatura, índice UV, contaminación, humedad, presencia de algunos químicos, fricción y sonido. En realidad lo que reacciona es el tinte, distribuido en diferentes capas de tela. Al estar en contacto la tela con nuestro cuerpo, el tinte también reacciona a nuestros cambios, por ejemplo el cambio de nuestra temperatura corporal.

Este original invento sale del laboratorio de investigación en materiales The Unseen, de la artista Lauren Bowker. Con esta nueva tela se ha diseñado una colección de moda titulada Air para la firma Swarovski, fue presentada en la pasada London’s Fashion Week 2014.

Aquí tienes un vídeo donde se puede ver a la tela en acción.

Algo muy curioso es que el tinte reacciona de diferente manera a los siete posibles detonantes de su cambio. Por ejemplo, la contaminación puede hacer que cambie de color amarillo a negro, los cambios en la temperatura producen cambios entre otras tonalidades, etc. Se me ocurre que eso podría servir no solo al diseño de moda desde el punto de vista más artístico, sino a la fabricación de detectores para advertir de la presencia de unos determinados contaminantes en el aire, o de altos niveles de radiación ultravioleta (¿una camisa que cambie a un color más claro cuando la radiación UV es más alta, o cuando la temperatura sube?)…. no sé, por soñar que no quede. 🙂

 

 

La música de las nubes

Parece muy poético y ahora además es algo real. Un artista especialista en crear arte uniendo tecnología y el medio que nos rodea lo ha hecho posible. David Bowen ha creado un piano cuyas teclas son accionadas por un robot que sigue una partitura muy especial: las nubes. De hecho, la obra se llama “Cloud Piano”

El ingenio sonoro tiene una cámara que apunta al cielo y registra la imagen de las nubes en tiempo real. El movimiento de las nubes es traducido a notas musicales gracias al software Max/MSP (un viejo conocido de aquellos a los que nos gusta la música electrónica más experimental), el robot sigue la partitura nubosa 🙂 y el piano suena.

Este curioso piano se podrá ver a partir de octubre en L’assaut de la Menuiserie, un museo de arte contemporáneo en Saint Etienne (Francia). 

Aquí te dejo con un vídeo que David Bowen ha subido a internet para que podamos ir viendo/escuchando esta nueva obra de arte contemporáneo que une tecnología y meteorología.