Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Tag Archives: asteroides
Descubre asteroides con una app



Los llamados cuerpos menores (asteroides y cometas) siempre han sido un campo de estudio en el que los aficionados a la astronomía tienen mucho que decir. Con sus telescopios y sus cámaras CCD los aficionados escudriñan desde hace muchos años el cielo en busca de objetos que se muevan en conjuntos de imágenes donde las estrellas estén fijas. Así se han descubierto muchísimos de estos objetos, y muchos fueron y están siendo descubiertos desde España.

Cuando yo estaba estudiando la carrera de Física, mi inquietud por la astronomía me llevó a contactar con un conjunto de aficionados de varios puntos de España que observaban cometas y asteroides. Hicimos un grupo de observación, y desde varios pequeños observatorios se hizo (y se sigue haciendo, ya cada uno individualmente) ciencia de calidad. Unos hacían las observaciones y otros (era mi caso) hacíamos la astrometría, que es la determinación de la posición del objeto en el cielo para poder determinar su órbita. Muchas veces estudiábamos objetos ya bien conocidos, pero alguna vez nos llevamos la alegría de vivir algún nuevo descubrimiento. Creo que ya lo he mencionado en el blog alguna vez, pero gracias a uno de estos descubrimientos, hecho desde el Observatorio de Begues por Pepe Manteca, hay un asteroide con mi nombre orbitando por ahí arriba, el (159865) Silvialonso, también denominado 2004 PX66.

Este sigue siendo el método de tantos y tantos nuevos descubrimientos, con profesionales y aficionados buscando con sus telescopios en cada pequeño rincón del cielo, pero ahora hay una manera más accesible a todos de poder contribuir al conocimiento de los cuerpos menores. Se trata de una aplicación para dispositivos móviles creada por la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto de Astrofísica de Canarias, en la que desde cualquier lugar puedes tener la oportunidad de descubrir un objeto. La app se llama Cazasteroides y se puede instalar en Android o en iOS. Es más, incluso se puede usar desde su versión web, lo que me parece una idea fantástica.

Esta app es muy fácil de usar. Solo tienes que crearte una cuenta (gratis) y comenzar a mirar con detenimiento el set de imágenes que ves en pantalla. En ellas verás un campo lleno de estrellas más o menos fijas (no siempre la alineación de todas las imágenes es perfecta). Lo que tienes que buscar es un punto que se mueva de manera uniforme entre el fondo de estrellas fijas. Si no encuentras nada, puedes ir a la esquina superior derecha y pulsar en el botón «Nuevo» para que te salga otro conjunto de imágenes. Cuando encuentres un punto que se mueva uniformemente, pulsa sobre él (te saldrá una lupa en pantalla para ayudarte) y envía su posición cuando lo tengas bien señalado. La propia app te dirá si es un objeto ya conocido, si eres el primero en observarlo, o si es un candidato a nuevo descubrimiento pero ya alguien lo vio antes que tú.

Cazasteroides

Cada vez que señales un posible objeto, el resto de usuarios podrá opinar sobre si es una detección real o no (hay un sistema de votos en el que tú también puedes participar con las observaciones de los demás). Por cada objeto detectado se te dan una serie de puntos, y hay un ranking. A veces hay concursos en los que se pueden ganar premios muy interesantes. Este componente de gamificación es muy curioso en esta app.

Como ves, ya no necesitas tener un buen telescopio y una buena cámara CCD, además de muchas noches de cielos despejados, para poder descubrir un asteroide. Solo necesitas esta app, o entrar a la aplicación web, y una buena dosis de paciencia y gusto por la astronomía.

No vemos en el ranking de Cazasteroides!

 

 


¿Se puede poner nombre a una estrella?

Hace unos días en clase de Física, mientras veíamos cuestiones sobre el espectro electromagnético, nombré algunos procesos violentos que tienen lugar en las estrellas. En un momento dado, a un alumno se le ocurrió preguntar si es posible poner nombre a una estrella. Todos habían escuchado o leído sobre supuestos regalos consistentes en poner el nombre de una persona a uno de esos puntitos brillantes que vemos en el cielo, pero no estaban seguros de que eso fuese oficial, aunque te den un certificado. Y es que, claro, un certificado lo puede hacer cualquiera, pero ¿qué empresa u organismo puede ponerle nombre oficialmente a una estrella?

nombres de estrellas

Lo cierto es que todo esto de vender certificados en los que se acredita que tal o cual estrella tiene el nombre de una persona es un auténtico timo. Solo la Unión Internacional de Astronomía puede poner nombre a las estrellas, pero esos nombre no son más que referencias de catálogos estelares, que consisten en números o combinaciones de números y letras. La propia Unión Internacional de Astronomía, antes tantísimas consultas sobre este tema, tuvo que desvincularse del negocio del bautizo de estrellas con un texto en su web que puedes ver aquí.

Es cierto que hay algunas estrellas que son conocidas por sus nombres propios, que vienen de hace muchos siglos atrás. Nombre como Sirio, o Vega, sonarán a cualquiera con una mínima afición a la astronomía. También hay otro tipo de objetos, como galaxias y cúmulos estelares, que son conocidos por su propio nombre, más allá de su nombre oficial (por ejemplo, M31 ó NGC224 según en el catálogo que mires , conocida popularmente como la galaxia de Andrómeda). Por último, dentro de nuestro sistema solar, también pueden tener nombres propios los asteroides o los cometas. Pero esto no quiere decir que podamos pagar para ponerle nuestro nombre o el de un ser querido a uno de estos objetos. En el caso de los cometas, además de una combinación de números y letras como referencia, el nombre incluye el apellido de su descubridor. En el caso de los asteroides, después de haber sido observados por un tiempo suficiente para conocer bien su órbita, su descubridor puede proponer un nombre. Yo misma tengo un asteroide a mi nombre, el asteroide 2004 PX66, que el Minor Planet Center (dependiente de la Unión Internacional de Astronomía) aceptó llamar «(159865) Silvialonso«. El nombre fue propuesto por su decubridor, Pepe Manteca, en reconocimiento a mi trabajo de enseñanza de la astrometría a una serie de astrónomos aficionados españoles en mis tiempos de estudiante de astrofísica.

Queda claro entonces que lo de pagar para tener el nombre de alguien en el cielo es un regalo muy romántico, pero es un timo a nuestros bolsillos. Para estar ahí arriba no tienes que pagar, sino aportar algo al descubrimiento del objeto o ser una persona lo suficientemente relevante (artistas, científicos de otros campos….) para que alguien proponga tu nombre.

No caigas en el timo de estas empresas que prometen poner tu nombre en una estrella. Sus certificados son solo válidos para engordar sus cuentas corrientes.