Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Tag Archives: pirámide
El gran titular sobre pirámides y energía electromagnética



Ayer nos sorprendía el periódico El Mundo con un titular bastante lamentable a raíz de una noticia sobre un estudio en la pirámide de Giza. No es este periódico el único que usó titulares similares. El titular era este: «La pirámide de Giza posee energía electromagnética en su interior».

La pirámide de Giza posee energía electromagnética en su interior

La noticia es de la agencia Europa Press y el titular es todo un despropósito, ya que deja claro que quien lo redactó no tiene ni la más mínima idea sobre física básica.

La energía electromagnética es la energía debida a la existencia de un campo electromagnético y que se almacena en un determinado espacio. Esta energía se puedo calcular a partir de la suma de los cuadrados del campo eléctrico y del campo magnético. Cuando tenemos cualquier onda electromagnética, como puede ser la luz, radiación en el infrarrojo, microondas, ondas de radio, luz ultravioleta o cualquier otro tipo de onda cuya energía podamos situar en el espectro electromagnético, tenemos energía electromagnética. Por lo tanto, con solo la radiación en infrarroja que provoca (térmica) que produce cualquier cuerpo, o con solo la presencia de luz, ya tenemos energía electromagnética. Por lo tanto, es una obviedad muy grande que la pirámide de Giza posee energía electromagnética en su interior. Por supuesto que la posee, para saber eso no hace falta hacer ningún estudio, y por eso no es noticia.

Al día siguiente el periódico El Mundo cambió el titular, supongo que porque algunos lectores les hicieron saber del error a través de los comentarios. Este es el nuevo titular: «La Gran Pirámide de Giza puede concentrar energía electromagnética a través de sus cámaras internas».

Gran Pirámide de Giza radiación electromagnética

Tampoco es que sea un gran titular, porque de nuevo es una obviedad, pero al menos parece dar una idea de que el estudio al que se refieren estudió cómo la estructura de la pirámide focaliza ciertas ondas electromagnéticas (en el estudio usan ondas de radio de longitud de onda entre 200 y 600 m). Eso sí, el artículo sigue destacando frases como «Un grupo de científicos ha descubierto que la estructura es capaz de albergar energía electromagnética debajo de su base y en sus cámaras internas» (por supuesto que alberga energía electromagnética, ya vimos antes que es obvio).

El artículo la verdad es que me parece muy poco divulgativo, porque parece más una mala traducción e interpretación del artículo científico al que enlazan, publicado en la revista Journal of Applied Physics, que otra cosa. Da la impresión de que quien lo redactó no sabía muy bien qué estaba haciendo.

En Daily and Sunday Express van más allá, le echan imaginación, y afirman algo de lo que el estudio no habla, y es que aseguran que esto podría ser una futura fuente de energía renovable.

Entiendo que todo lo que tiene que ver con pirámides es llamativo, y que además hay un público para todo tipo de teorías pseudocientíficas en torno a ellas que reinterpretará este tipo de artículos hasta llevárselos a su campo, con lo que tratar bien este tipo de noticias me parece fundamental. Desde el punto de vista de la divulgación de la ciencia no se puede permitir un titular como el que encabezó esta noticia.

 


Pirámides que controlan el clima, los volcanes y el campo magnético terrestre

La estupidez humana no tiene límites. Uno escribe un libro con una teoría loca, muy muy loca, sobre pirámides egipcias que controlan la actividad de los volcanes en Hawaii, y además influyen en la temperatura del planeta y en su campo magnético, y tiendas como Amazon o Barnes & Noble lo venden. El libro en cuestión se titula «Pyramid gravity force. How the Earth’s piramyds work», y su autor es John Shaughnessy.

20121223-042809 p.m..jpg

En la web del libro (http://www.pyramidgravityforce.com) hay una explicación sobre de qué va este asunto. Según Shaughnessy, cada una de las pirámides de la Tierra está conectada con una isla volcánica que se encuentra justo al otro lado del planeta, aproximadamente a su misma latitud. Las pirámides fueron construidas precisamente para controlar la actividad volcánica de esas islas, mediante lo que él llama «rayos de gravedad». El caso es que cuando el hombre entró por primera vez a la gran pirámide de Giza, desconectó este sistema de control, que estaba relacionado con la actividad volcánica de Hawaii, y claro…… esto causó que nos saltáramos unas cuantas pequeñas edades de hielo y el clima del planeta cambiase, ya que esa pirámide era el termostato de nuestro planeta.

Según cuenta el autor en este libro, en la antigüedad el hombre dominaba la geo-ingeniería y sabía muchísimo sobre «rayos de gravedad», la estructura interior del planeta, el magma en zonas donde nunca habían estado y el campo magnético de la Tierra, entre otras muchas cosas. Me pregunto dónde estaríamos ahora si eso fuese cierto.

Para rematar la faena, no podía faltar en el libro una alusión a la física cuántica, que siempre queda genial en cualquier teoría rocambolesca que se precie. El autor destaca en su web esta frase: «Forget Quantum physics, Say hello to Hexagontum physics…». ¿Qué es la física a la que él llama «hexagontum physics? Pues un nuevo campo de la física que él mismo ha fundado, basado en las ondas de gravedad sub-atómicas que ha encontrado representadas en diversos jeroglíficos egipcios y que, según dice, existen simplemente porque es de sentido común (lo explica en este foro).

En fin…..invente usted su propia teoría loca, invéntese una nueva rama de la física, publique el libro y véndalo en las librerías más importantes. Seguro que para el currículum viene genial.