Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Tag Archives: pseudociencias
Pobre física cuántica

Pobre física cuántica. Cómo muchos se aprovechan de su nombre para que sus argumentos parezcan científicos. Siempre queda muy vistoso hablar de cuántica cuando no puedes explicar alguna superchería. Pobre cuántica. La pobre. 🙁

física cuántica

Imagen de Shiny Things, vía Flicrk.

Hace unas semanas publiqué en mi perfil de Facebook un comentario sobre el libro que acababa de terminar de leer. Se titula “Sonríe o muere: la trampa del pensamiento positivo”, de Barbara Ehrenreich, y es una crítica a la teoría del pensamiento positivo, esa teoría que dice que podemos conseguir todo lo que nos propongamos y que con nuestro pensamiento atraemos las cosas con nuestro pensamiento. Si quieres un Ferrari, solo piensa en él todos los días y lo tendrás, según esta (en mi opinión, muy disparatada) teoría. En el libro, entre otras cosas, se explica cómo se engaña a enfermos diciéndoles que sus enfermedades son bendiciones y oportunidades, cómo se les culpa de no curarse por no ser positivos, cómo muchas empresas manipulan a sus trabajadores con el pensamiento positivo para que produzcan más, cómo el pensamiento positivo influyó en la actual crisis económica, o cómo pastores y esos nuevos gurús llamados “coachers” ganan mucho dinero a base de repetir que solo con tu pensamiento positivo conseguirás todo lo que te propongas.

¿Y qué tiene que ver todo esto del pensamiento positivo con la física cuántica? Pues nada, pero siempre hay alguien que relaciona cualquier cosa con la cuántica, y es justo lo que pasó en los comentarios que recibí en Facebook. Cuando alguien se quedó sin argumentos y me dedicó el clásico “no se puede ser categórico”, porque “eso lleva a miopía mental”, salió a escenario nuestra amiga la física cuántica. El experimento del gato de Schrödinger, el colapso de la función de onda, escala macroscópica y microscópica, dualidad onda-corpúsculo…todo eso en un único párrafo para terminar diciendo que eso explica “la relación intrínseca que hay entre una cosa y la creencia que se tiene sobre esa cosa”. Por supuesto, también salieron las vibraciones y las resonancias, pues este señor decía que emite (no se qué) cuando piensa en algo para atraerlo. Las frecuencias de vibración son otro clásico entre los clásicos en la superchería, del que ya he escribo en este blog, pero esta vez quiero destacar el comentario sobre física cuántica. El usuario de Facebook que escribió eso simplemente lo habrá leído en algún sitio, porque claramente no parecía comprender de qué estaba hablando ni cómo estaba relacionando unas cosas con otras, pero tenía muy interiorizado que la física cuántica era la respuesta.

Este es solo un ejemplo vivido en primera persona, pero es muy habitual últimamente ver cómo se usa terminología relacionada con física cuántica para confundir a la gente y atraerlos a ciertas terapias “alternativas”. No hay más que darse un breve paseo por internet para comprobarlo, pero aveces ni siquiera hace falta acudir a la red. Ayer, paseando por el Puerto de La Cruz (Tenerife) pude ver un cartel de un centro de “terapias alternativas” que tiene la palabra Quantum en su nombre. Si buscas en google, encontrarás rápidamente charlatanes que hablan de “medicina cuántica”, “sanación cuántica”, homeópatas que tratan de perpetuar su engaño recurriendo también a la cuántica, psicología cuántica, metafísica cuántica, relación entre física cuántica y terremotos, entre otros.

Se ha puesto de moda que quien quiera explicar alguna pseudociencia use el nombre de la física cuántica. De hecho, si buscas “física cuántica” en google, entre los primeros resultados ya vas a encontrar temas de pseudociencia. Eso sin duda hace que algunas personas vean un halo de ciencia real en estos temas. Es una técnica que sin duda va a conseguir que más gente caiga en sus engaños.

Pobre física cuántica. Cuánto daño se está haciendo usando mal tu nombre.

Mi reivindicación por el Día Internacional del Cáncer de Mama 2016

Mañana es el Día Internacional del Cáncer de Mama. Muchos nos pondremos algo rosa, gesto con el que obviamente no conseguimos lo que de manera práctica podría terminar de paliar el problema (avances científicos), pero es un guiño, un gesto necesario de apoyo a todas las personas afectadas. Si la prenda o accesorio rosa que te pones se la compras a una asociación que necesita fondos para algo relacionado con la enfermedad, claro que así sí ayudas mucho más. Te invito a hacerlo.

El año pasado yo reivindicaba que se necesitan más fondos para investigación en el tema. En España la situación ha pasado a ser algo más que lamentable en cuanto a la apuesta por la investigación, como ya se comprobó en el 2013 con los despidos en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, por poner un ejemplo. Esta vez mi reivindicación va un poco más allá: no solo se necesita dejar trabajar tranquilos y con buenos medios a los científicos que podrían llegar a tener la solución en sus manos, sino que necesitamos hacer ver a toda la sociedad que hay charlatanes aprovechándose de los demás vendiendo supuestas curas y productos milagro: Josep Pámies y su planta milagrosa (solo por nombrar al charlatán mayor del reino ahora mismo), libros de dietas supuestamente anticáncer en el top ventas donde se pueden leer auténticas barbaridades, el timo por definición que es la homeopatía, la secta de la bioneuroemoción culpando a los propios enfermos de todos sus males, el reiki y un largo etcétera de pseudociencias.

Sí a la investigación científica. Sí a la prevención. Sí al apoyo total a los afectados (enfermos, familiares y amigos). No a las pseudociencias.

¿Seguro que vivimos en el 2015?

El título de esta entrada es algo que me he preguntado varias veces durante esta última semana.

Estoy de vacaciones y claro, tengo mucho más tiempo libre de lo normal, así que me he entretenido más horas navegando por internet. En estas última semana no he tenido necesidad de salir de Facebook y Twitter para leer tantas y tantas cosas absurdas, auténticas magufadas, que por momentos he dudado sobre si de verdad estamos en 2015 o hemos vuelto a la Edad Media.

Edad Media

Fuente: Wikipedia

Resumiendo:

  • Un contacto de Facebook ha publicado la noticia sobre un señor que inventó una moto que funciona solo con agua. La publicó con un comentario donde decía que pronto alguien mataría al inventor porque la industria petrolífera no permitiría nunca que ese motor se usara. Por supuesto, la noticia habla sobre un funcionario brasileño que construyó un físicamente imposible móvil perpetuo a través de un energéticamente inviable sistema de electrólisis + reagrupación del hidrógeno y oxígeno que bla, bla, bla….vamos, la noticia de siempre. Solo con una búsqueda en google se pueden encontrar más “inventores” de una moto cuyo motor funciona solo con agua. De hecho, ya en el año 1970 un señor de Extremadura dijo haber conseguido algo parecido, y hay teorías conspiranoicas y todo basadas en esa historia. Da igual que a ciertos usuarios de Facebook les explicara que lo que estaban leyendo era mentira, físicamente inviable….ellos lo creen y yo estoy del lado de la malvada industria y de la pérfida ciencia.
  • A través de la respuesta de un contacto de Twitter veo que un usuario de esa red social asegura que la gravedad no existe, porque nadie puede verla. En serio. La conversación, en la que entramos algunos, desvarió tanto que dicho usuario (por cierto, magufo de libro) me dijo que yo no debatiría con él delante de un hombre, que le hablase de moda y de niños, y básicamente que soy un producto aberrante de la cultura europea, es decir, una mujer con estudios tratando de explicarle algo. Escribo aquí esto porque él tiene una explicación “científica” (basada en la Biblia) para poder decirme todo eso. Seguidamente negó la evolución de las especies, dijo que la cuarta dimensión no es el tiempo, llamó drogadicto a Carl Sagan, explicó la creación de la luna a través de lo que según él dice la Biblia y mucho, mucho más….un espectáculo. No escribiré aquí su nombre por no darle publicidad, que por lo visto tiene seguidores y hasta quiere sacar un libro.
  • Acabo de leer en Facebook, gracias a la noticia compartida por mi amigo Manuel Pérez Torres (http://www.mptpsicologo.com/), que una mujer en Suiza ha muerto por querer alimentarse solo de la luz del sol. Sí, esto también es en serio….para mí es un descubrimiento nuevo, pero por lo visto la práctica de supuestamente vivir solo de tomar la luz del sol, sin comer alimentos ni beber agua, nos acompaña desde hace décadas. Dice la noticia que se contabilizan cuatro muertes por esta práctica desde los años 90. Confieso que creí que era una noticia tipo Elmundotoday, ya que me parece una idea demasiado descabellada incluso para los más propensos a las creencias absurdas pero, efectivamente, es algo que tiene seguidores. Increíble, ¿verdad?. Pues una usuaria de Facebook entró a comentar y dijo que quizás la mujer que murió tenía algún problema por el que el sol le resultaría indigesto, o que quizás no entendió la manera de hacerlo y tomó el sol en el horario incorrecto, porque solo hay que hacerlo durante determinadas horas al amanecer. Aclara esta comentarista que no está hablando “en coña” y que a ella le encantaría tener el valor para mantenerse solo a partir de la luz del sol. En fin….

Estas son solo tres de las tantas y tantas auténticas burradas que he leído esta semana, sin buscarlas, sin salir de dos redes sociales, y que me han hecho cuestionarme si realmente estamos en el año en que se supone que estamos, o yo tengo todos los calendarios adelantados. 🙂 Con los avances científico-tecnológicos que tenemos hoy en día, con tanta y tanta información a un click de “distancia”, ¿cómo puede haber gente creyendo que la gravedad no existe, que un señor que pasaba por aquí inventó un motor de moto que funciona solo con agua o que alguien puede vivir solo “alimentándose” de la luz del sol?

Hace unos meses decidí, tras discutir con algunos en Facebook, que no iba a intervenir más en temas relacionados con pseudociencias, con adivinadores, sanadores o conspiranoicos. Al fin y al cabo, pensé, que cada uno sea crítico, busque información, y si quiere vivir en su ignorancia que lo haga. Además, me llegó a asustar un poquito lo violentos que algunos pueden llegar a ser en sus comentarios. Pero el caso es que últimamente me da la sensación de que proliferan más y más engaños que van en contra de toda lógica, más y más mentiras que incluso atacan a la ciencia, y que ponen en riesgo la salud (física y mental) de una buena parte de la sociedad. Siempre ha ocurrido, pero el auge de las comunicaciones y la facilidad de tener un púlpito virtual (un blog o una red social) donde subirse y proclamar sus mentiras, creo que está haciendo que la mentira se extienda más rápido. A eso, me da la sensación, hay que unirle el desencanto general (me incluyo) de la sociedad con cómo funcionan las cosas en este planeta que es nuestra casa. Descontento + Miedo + Incultura + Conspiranoia + Visión errónea de la ciencia + Iluminados aprovechados que no estoy segura de que se crean sus propias mentiras, puede ser un cóctel muy peligroso. Habrá que contribuir de alguna manera a que esto pare. Habrá que hacer algo para que podamos estar seguros de que ya estamos en el 2015.