Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Tag Archives: tendencias
¿Interesa cada vez menos la ciencia?

Hoy en día el interés de la población por ciertos temas puede medirse gracias a las tendencias de búsquedas en Google. Estamos acostumbrados a buscar información a través de este popular buscador, por lo que los datos de la evolución temporal del número de búsquedas de un término en Google da buena cuenta de cómo evoluciona el interés de un tema entre los usuarios de internet.

Hoy se me ha ocurrido la idea de buscar cómo evolucionan las búsquedas de la palabra “ciencia”. Con todo el esfuerzo en divulgación científica que muchas personas e instituciones están haciendo, y con tanta facilitad que tenemos ahora para acceder a información de corte científico, supongo que el interés en la ciencia será creciente. He utilizado la herramienta Google Trends para comprobarlo y me he llevado una sorpresa que explicaré más abajo.

Google Trends es una web de Google en la que puedes introducir un término de búsqueda y la web te devolverá cifras sobre la cantidad de veces que los usuarios introducen ese término en su buscador. Puedes filtrar por tipo de búsqueda (en web, en imágenes, en noticias, en vídeos o en tiendas), por diversas categorías, por fechas y por países. Esta herramienta también te permite hacer comparaciones entre diferentes palabras. Google Trends es muy usada por las personas que tienen páginas web y buscan escribir sobre los temas que realmente están interesando a los internautas, bien por resultar útil o simplemente por conseguir más visitas a sus páginas. Es una herramienta habitual para los que buscan nichos de mercado a los que dedicar sus webs y maximizar sus ganancias en webs monetizadas.

Pues bien, busco la palabra “ciencia” (así, en español), para búsquedas en todos los países del mundo, desde el año 2004 hasta hoy y solo para búsquedas en páginas web. Lo primero que obtengo es una serie temporal donde se indica el nivel de popularidad del término. Un 100 en el eje vertical significa máxima popularidad y un 50 significa que las búsquedas de esta palabra se han reducido a un 50% del valor máximo. Esta es la gráfica:

Como puedes ver, da la impresión de que la tendencia en las búsquedas de la palabra “ciencia” ha disminuido progresivamente desde el año 2004 hasta ahora. El interés máximo en las búsquedas de esta palabra ocurrió en septiembre de 2004. Todos los años hay picos en el número de búsquedas de este término, curiosamente casi siempre coincidiendo con los meses de agosto y septiembre, pero esos máximos cada vez son más bajos. En agosto de 2016 el valor es de 55 frente al 100 de septiembre de 2004. Para mi sorpresa, y en contra de lo que esperaba encontrar, las búsquedas de la palabra “ciencia” en Google decaen, lo que da una pista de que el interés por la ciencia de la población con acceso a internet está decayendo.

Vayamos ahora a los datos por países. Google Trends nos puede dar información de en qué países se realizan más búsquedas (en relación al total de búsquedas de cualquier palabra en ese país) usando la palabra que queremos examinar.

 

Con los datos en la mano, queda claro que Cuba es el país que ocupa el primer lugar en cuanto al interés de su población por la ciencia frente a cualquier otra cosa que en ese país busquen en Google. Ocupa el primer lugar asignándole Google Trends un valor 100, mientras que el segundo lugar lo ocupa República Dominicana con un valor de 59. Con un nivel similar de interés a algunos países hispanohablantes (por ejemplo, México), encontrarás a Mozambique y a Angola, donde se habla portugués y la palabra “ciencia” se escribe prácticamente igual. ¿Y qué ocurre en España? Pues ocurre que nuestro valor en interés de búsqueda es un escaso 21, algo que personalmente me parece muy triste y muy mala señal para este país. En cuanto a Estados Unidos, país donde sabemos que hay una gran comunidad de personas que hablan el idioma español, la situación parece mucho peor, con un valor de 1 en el interés de búsqueda, pero no me arriesgaría a concluir nada sobre este dato porque los hispanohablantes de ese país es posible que hagan sus consultas en Google en inglés.

Esta es la serie temporal que muestra el interés por la búsqueda de la palabra “ciencia” en España a lo largo del tiempo, desde el 2004 hasta la actualidad.

Aterrador, ¿verdad? El máximo interés ocurrió en octubre de 2004 (valor 100). Desde 2001 se registran valores inferiores a 20, coincidiendo con los periodos vacacionales, justo cuando a nivel global veíamos que se producen los máximos. Da la impresión de que a nivel global en verano se hacen más búsquedas sobre ciencia, mientras que en España la famosa “desconexión” en la playita hace que ni busquemos información sobre el tema. La disminución tan pronunciada en el interés de búsqueda entre enero de 2004 y agosto de 2006 creo que merece un estudio por sí sola. En un primer momento pensé que podría tener algo que ver con la crisis económica (¿menos personas con acceso a internet? ¿menos interés en la búsqueda de empleo en ciencia por los recortes que sufrimos?), pero esta no tiene relación porque se considera que la crisis económica española actual comenzó en 2008.

Muy bien, esto es lo que encontramos para países de habla hispana. ¿Ocurre lo mismo si hacemos el análisis con la palabra “science”?

Pues sí, ocurre lo mismo, aunque el interés parece haberse estabilizado más desde 2011, y las fluctuaciones dentro de un mismo año son menores. Los mínimos tienen valores algo mayores que con la palabra “ciencia” y los máximos menores.

Así están las cosas. Si las búsquedas en Google son un indicador fiable del interés de la población por un tema, como así aseguran los buscadores de nichos de mercado, el panorama es muy feo. Yo creía que el interés iba a más, pero estaba completamente equivocada. Algo hay que hacer para acabar con esta tendencia global al desinterés por la ciencia.

ACTUALIZACIÓN

Un investigador me ha hecho un comentario que he considerado muy interesante. Él tiene sus dudas de que este análisis responda a mi pregunta inicial, porque me comenta que no cree que las búsquedas de temas relacionados con ciencia suelan incluir precisamente la palabra “ciencia”. Me pide que analice qué ocurre con conceptos científicos más específicos, como por ejemplo “cambio climático”, “biología”, o “relatividad einstein” Esto es lo que he encontrado:

Las búsquedas a nivel global del término “climatic change” (cambio climático) claramente han disminuido y desde 2013 parece que se mantienen relativamente estables pero son muchas menos que antes del 2008. En español parece que hay cierto repunte al alza desde el 2014, no llegando a alcanzar los valores de picos acontecidos en 2007 y en 2010, pero al menos parece que hay una cambio de tendencia.

Veamos qué ocurre si buscamos “relatividad einstein”, “relatividad general” o “relatividad especial”:

Hay términos que por sus tendencias de búsquedas denotan quién usa Google para buscar información sobre ellos. Por ejemplo, veamos qué ocurre si analizamos las tendencias en el interés de búsquedas de la palabra “mitocondria”:

Claramente estas búsquedas son hechas por escolares, pues el interés se mantiene estable a lo largo de los años y los mínimos en la gráfica aparecen sistemáticamente en julio y en diciembre.

Otros términos relacionados con noticias recientes obviamente tendrán valores altos en los últimos datos del eje horizontal. Un ejemplo, con “ondas gravitacionales”:

Otro ejemplo, con el famoso bosón de Higgs. El máximo puede observarse claramente en julio de 2012, coincidiendo con el anuncio del CERN de la observación de esta partícula. Luego el interés ha tenido sus picos, pero en general ha decaído muchísimo respecto a esa fecha de julio de 2012.

Creo que está claro que hay términos relacionados con la ciencia que siempre tendrán un número relativamente estable de búsquedas en Google, debido a que están relacionados con asignaturas en las que los estudiantes buscan internet como fuente de información. También que hay otros términos que obtienen su máximo de búsquedas cuando se produce una noticia llamativa en relación a ellos, pero luego el interés decae mucho. Por último, mi conclusión es que “ciencia” es una palabra que en Google Trends nos da una buena idea de cuál es el interés general en el tema (noticias sobre ciencia, libros de ciencia, trabajo en ciencia, información sobre ciencia, …), por lo que los datos indican que se pierde interés en el conocimiento de cómo funcionan las cosas. Una pena.

 

¿Un titular basado en una interpretación errónea?

Desde que uso Twitter, no hace mucho, tengo la mala costumbre de mirarlo en el móvil muy temprano mientras desayuno. Sé que no es lo mejor para empezar el día, pero quién sabe…quiero estar informada, saber si ha habido un ataque nuclear y no tengo que salir a la calle ese día. 🙂 🙂 Pues el pasado día 11 de junio el primer mensaje en que vi en Twitter hizo que me despertara rápido. Era un mensaje de un conocido broker y deportista español que escribe libros y da muchas charlas (seguro que ya sabes quién es 🙂 ) en el que decía “Incremento de la venta de viviendas, volvemos ya a niveles de 2010”, y compartía esta imagen.

Incremento venta de viviendas

Sí, en la gráfica se puede verse que el número de viviendas vendidas en el primer trimestre del año 2014 es mayor que en 2013, con lo que ha habido una recuperación en las ventas, pero no es cierta la afirmación que comparte el twitero y que además aparece en el titulas de esa noticia: “la compraventa de viviendas vuelve a los niveles de 2010”.

Que alguien me corrija si me equivoco, pero yo lo que veo es que tendrían que haberse vendido más de 20000 viviendas más para estar en el nivel de 2010. El primer trimestre de 2014 sería el primer trimestre desde 2010 en el que las ventas no bajan, pero nada más. En el texto de la noticia sí está mejor explicado, pero no entiendo de dónde sacan el titular. 

No me parece grave solo lo del titular, sino que haya gente que comparta esto por las redes sociales repitiendo la misma afirmación que ahí ven. Ese mensaje fue retwiteado 36 veces y marcado como favorito por 27 usuarios.

Es muy posible que yo pueda estar malinterpretando también algo, porque me extraña mucho que el titular sea así de claro y la gente lo comparta como si lo viera clarísimo, pero yo lo veo así. Si me estoy equivocando en algo te agradecería que usaras los comentarios para hacérmelo saber. Le comenté estas mismas impresiones al twitero-broker, pero nunca respondió.

Tendencias que parecen lineales, pero no lo son

A medida que vas teniendo más experiencia en mostrar datos te das cuenta de la importancia que tiene el elegir la mejor manera de representarlos en una gráfica. La escala, los colores, los símbolos que representan los puntos, las curvas de ajuste, las leyendas…. todo tiene que hacerse de la manera más apropiada para que el lector entienda, de un solo vistazo, lo que queremos mostrar.

(Imagen de: Ciencia Activa).

Una vez representados los datos, un problema típico es elegir cuál es la forma de la curva de ajuste a una serie de puntos. Aveces, por simple inspección visual, nos da la impresión de que la nube de puntos se va ajustar muy bien a una recta. En ese caso elegimos un ajuste lineal, calculamos la bondad del ajuste a través de R^2 y si el valor es bueno nos quedamos satisfechos. Sin embargo aveces, aunque nuestra vista y el valor R^2 parezcan confirmarlo, el ajuste lineal no es la respuesta.

En el blog Topologic Oceans hay un post muy interesante sobre este tema, titulado “Graphing Out Loud: curves and lines“. En este artículo se habla del curioso caso de las series temporales de CO2 claramente manipuladas por el autor del blog C3Headlines en esta entrada. En C3Headlines, un blog que podríamos catalogar facilmente como “negacionista” en asuntos de Cambio Climático, tratan de echar un cable al autor de el todavía más conocido blog negacionista Watts Up With That?, acerca de este artículo donde su autor pone en duda (como siempre), los resultados publicados en un trabajo científico. El trabajo en cuestión es el paper titulado “Evidence for super-exponentially accelerating atmospheric carbon dioxide growth“, de Andreas D. Hüsler y Didier Sornette (Atmospheric and Oceanic Physics, 2011). Hüsler y Sornette llegan a la conclusión de que existe un crecimiento exponencial y acelerado de las concentraciones de CO2 en la atmósfera, pero los blogueros de Watts Up With That? y C3Headlines quieren hacer ver que los expertos no tienen razón y el crecimiento de las concentraciones de CO2 es simplemente lineal. Para ello en C3Headlines lo que hacen es representar los datos de una manera muy dudosa: por un lado, en vez de representar la serie de promedios anuales, eligen representar la serie de promedios de los meses de enero. El por qué solo usan los datos de enero pero en el título de la gráfica no lo aclaran (solo ponen Monthly CO2 ppm levels since late 1958) es todo un misterio que ya nos puede hacer pensar mal (¿quizás los datos de los meses de enero son los que muestran un comportamiento aparentemente más lineal de la serie?).

Ahora la cuestión clave es fijarse en el ajuste lineal marcado con una líne roja sobre los puntos grises. En la pequeña gráfica que se incluye en la parte superior izquierda se nos muestra cómo se vería un ajuste lineal (en rojo) y un ajuste exponencial (en verde). A simple vista la serie temporal mostrada parece asemejarse más a la línea roja, luego…el ajuste es lineal. Además, el R^2 es de 0.986, muy bueno, así que ya no hay dudas de que el ajuste lineal es el mejor. Pero, tal y como apunta el autor de Topologic Oceans, hay un pequeño problema Read More…