Saltar al contenido

Mes: noviembre 2012

Cómo añadir un borde a una imagen en Gimp

Gimp es un programa editor de imágenes, al estilo de Photoshop, pero gratis. Alguna vez había probado su versión para Windows y no me había gustado por el tema de sus ventanas flotantes. Acostumbrada al Photoshop, cualquier otra cosa en Windows me parecía poco. Sin embargo, al pasarme a Linux, ahora el Gimp es una buena opción. Si buscas en internet cómo trazar un rectángulo, o un círculo, en Gimp te encontrarás con varias maneras de hacerlo, unas más sencillas que otras. Yo hoy necesité trazar un cuadro a modo de marco en un mapa y me puse a investigar. Después de probar varios métodos y al final tratar de buscar uno por mí misma, este es el que me parece más sencillo.

Detección de contaminación radiactiva en Canarias

El título de esta entrada del blog puede parecer muy llamativo, pero no hay que alarmarse. 🙂 El caso es que hace pocos días ha salido publicado en la revista Journal of Environmental Radioactivity un artículo corto (lo que en ciencia llamamos «short communication» ) titulado Arrival of radionuclides released by the Fukushima accident to Tenerife (Canary Islands), del que soy co-autora. El trabajo fue liderado por colegas del Laboratorio de Médica Física y Radioactividad Ambiental de la Universidad de La Laguna, y en él colaboramos algunos compañeros del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña.

En este artículo se demuestra que, dos semanas después del accidente que tuvo lugar en la central nuclear de Fukushima-Daiichi, en Canarias pudimos detectar picos de concentraciones de los isótopos 131I, 137Cs y 134Cs. Las medidas se realizaron en dos estaciones situadas en la isla de Tenerife. Una de las estaciones es la que llamamos FIMERALL, localizada en las instalaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna, a 300 m sobre el nivel del mar. La otra estación es Izaña, situada en la troposfera libre, a 2400 m sobre el nivel del mar.

Tecnología intuitiva y autodidactas en Etiopía

Según ha dicho Nicholas Negroponte, co-fundador de One Laptop Per Child, en el congreso EmTech Conference, cuatro minutos después se descubrir las cajas llenas de tablets uno de los niños activó el botón de encendido de una de ellas. Cinco días después cada niños ya usaba 47 aplicaciones al día. A las dos semanas de haber encontrado estos nuevos juguetes ya cantaban canciones en inglés, y en cinco meses ya habían hackeado el sistema operativo Android. Esto último es especialmente curioso: alguien de la organización decidió que los niños no pudieran usar la cámara, pero ellos encontraron la manera de saltarse esa restricción. Además la organización había bloqueado por software la posibilidad de que se pudiera modificar el escritorio del sistema operativo, pero los niños etíopes hackearon el sistema consiguiendo poder modificarlo. A final la tablet de cada niño tenía una apariencia diferente, «customizándola» cada uno a su gusto. Esta fue una gran demostración de creatividad e inteligencia por parte de los niños.