Mi blog personal sobre investigación y divulgación
Mi música inspirada en la ciencia
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email



También en Bandcamp: https://suburbia-music.bandcamp.com/

 

 

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Cámara deportiva Camview CV0131
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Hace unos días compré una cámara deportiva Camview modelo CV0131 con la intención de instalarla en el coche y poder hacer así mis habituales fotos y vídeos del cielo mientras conduzco. El objetivo, como siempre, es poder tomar imágenes del cielo y sus nubes, pero siempre sin comprometer la seguridad al volante, es decir, sin tener que mirar ni tocar para nada la cámara.

Llevaba tiempo queriendo probar una de esas cámaras de acción para esto, y me decidí por una cámara marca Camview modelo CV0131 que encontré en Cash Converters (eso sí, nueva), por 52 euros. En realidad la compré más barata porque aproveché un descuento del 15%. Lo que buscaba era una cámara con Wifi, a ser posible que grabara en 4K, con bastantes accesorios y a un precio de entre 25 y 45 euros.

La Camview CV0131 es una de esas cámaras chinas baratas cuyos accesorios son compatibles con las famosas Go Pro. Este modelo, como comentaba arriba, puede grabar en 4K, pero descubrí que tan alta resolución no me va a ser útil, al menos de momento, ya que ni mi ordenador es capaz de reproducir vídeos a 4K sin que se produzcan saltos y se vean artefactos extraños en la imagen. Descartada la grabación (de momento) en 4K, he hecho pruebas a 1080p y a 720p, además de probar la opción de timelapse de fotografías.

Lo primero a destacar es que la imagen que capta la cámara me parece en general bastante mala. Hay mucho escalonamiento (aliasing), y los colores se alejan bastante de la realidad. El tema de color seguramente se podrá arreglar modificando la configuración (balance de blancos, etc), pero lo del aliasing parece insalvable. Aquí tienes un ejemplo hecho en un día en el que, aunque había algo de calima, teníamos bastante luz en el exterior.

La función de timelapse es curiosa. Puedes configurar cada cuántos segundos quieres que se haga cada fotografía (hasta un minuto como máximo de tiempo entre toma y toma), y la cámara automáticamente crea un vídeo en formato mp4 con el resultado. El vídeo creado dura aproximadamente un segundo, así que todas las imágenes pasan muy rápido. En este ejemplo edité el timelapse con iMovie para ralentizarlo (lo dejé al 4% de la velocidad original), y aquí puede verse el resultado. Este ejemplo está hecho con una imagen cada minuto.

Creo que la cámara es bastante mediocre, aunque es cierto que no podemos esperar por 50 euros la calidad de una cámara de 300. La imagen no es muy buena, no tiene estabilizador de imagen y la batería no dura mucho (si acaso una hora de uso). En todo caso, para hacer vídeos sencillos para, como es mi intención, documentar el estado del tiempo y ver el cielo de un día concreto a lo largo de un viaje en coche, para hacer tomas en cámara lenta (permite hasta 120 fps en la resolución más baja), incluso para usarla como cámara web, y no gastar mucho más de 50 euros, puede ser útil.

 

 




Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Cómo escribir un artículo científico de investigación
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
27Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Todo investigador se ha enfrentado alguna vez a un momento crítico: la elaboración de su primer artículo científico de investigación, o como se les conoce coloquialmente incluso en español, su primer paper. La hoja en blanco puede ser una auténtica pesadilla si no se tienen las ideas claras y, por supuesto, si nadie antes nos ha explicado cómo empezar. Casi todo el mundo tiene un orden preferido a la hora de abordar las diferentes secciones de un artículo de investigación. También hay maneras óptimas de presentar los datos, herramientas que pueden aumentar nuestra productividad, cuestiones que seguro hay que tratar en cada sección, etc. Son muchas cosas a tener en cuenta y, si nadie nos ha hablado de esto antes, el primer paper puede ser una odisea.

artículo científico

Fuente: Wikipedia

Para quienes se adentran por primera vez en el mundo de la publicación de resultados de investigación, el primer paso lógico es leer. Leer, leer, leer, y leer más artículos de su área de estudio. Solo así se capta cuál es la estructura típica de los papers y qué hay que tratar en cada una de sus secciones. A mí como segundo paso me funcionó muy bien el no ser primera autora del primer artículo que firmé, sino hacer mi contribución estando muy atenta a cómo se desarrollaba el trabajo en grupo para dar forma al manuscrito final. El siguiente paso ya es llevar la batuta del trabajo, es decir, ser autor principal.

Actualmente hay una gran variedad de libros disponibles que hablan sobre el proceso de elaboración de un artículo científico, la gran mayoría en inglés. Es fácil encontrarlos. Yo quisiera compartir en esta entrada del blog un artículo disponible en Elsevier Connect precisamente sobre elaboración de artículos. El texto es de un autor español, Ángel Borja, y trata con mucho detalle algunos aspectos interesantes en cuanto a la estrategia a la hora de escribir un artículo de investigación, qué se espera encontrar en cada sección, y recomendaciones que a algunos ya nos pueden resultar muy obvias (como por ejemplo, la necesidad de que el tamaño de letra de una etiqueta de un eje de coordenadas sea el adecuado), pero que a los primerizos puede ayudar mucho. El título de este artículo es “11 steps to structuring a science paper editors will take seriously” y puedes encontrarlo aquí.

Algunas recomendaciones de este artículo que recomiendo me parecen esenciales para tener en cuenta. Un ejemplo es todo lo que recomienda en cuanto a la sección de discusión de resultados de un paper, como evitar especulaciones, o evitar valoraciones cualitativas (una temperatura muy alta, o altamente significativo, en vez de especificar el valor de la temperatura o el valor p de la prueba de significancia estadística). Otro gran ejemplo es la relación de preguntas que deben responderse en la introducción del artículo.

Desde la introducción hasta el listado de referencias, este artículo trata todo lo que debe saber cualquier investigador, sea del área de conocimiento que sea. Los que ya tenemos algo de experiencia publicando seguro que también encontramos buenos consejos e ideas. Espero que te resulte tan interesante como a mí.

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
27Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
CO2: qué es y por qué tratamos de reducir sus emisiones
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
42Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Dentro de unos días tras la publicación de este texto, el día 28 de enero, será el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2. A este día también se le denomina Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre. Mucho se oye hablar y se lee sobre el CO2, probablemente el gas de efecto invernadero más popular entre la población, pero, ¿tenemos todos claro qué es el CO2? ¿Es peligroso? ¿Tiene siempre un origen artificial? Se puede escribir mucho sobre este gas, pero en esta entrada voy a tratar de resumir algunos aspectos importantes que, simplemente por cultura general, creo que todos deberíamos conocer.

Primero vamos a ver, de manera muy sencilla, qué es exactamente el CO2. Lo primero es aclarar que, por sencillez a la hora de escribir en páginas web, lo solemos ver escrito como CO2, pero realmente el 2 debe escribirse como un subíndice, así que la manera correcta de escribirlo es CO2. Este es un gas compuesto por un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno. Las uniones entre átomos se realizan, en este caso, por medio de lo que se denominan enlaces dobles covalentes.

El CO2, contrariamente a lo que mucha gente a bote pronto piensa, puede tener origen natural. Lo emiten de manera natural los volcanes, algunas rocas al diluirse en agua o en un ácido, o las plantas en su proceso de respiración. También es un compuesto que se emite de manera natural en la fase de descomposición de un material orgánico, o durante la fermentación de productos tan apetecibles como el pan, la cerveza o el vino. Pero no solo es importante saber que puede tener origen natural, sino que estamos rodeados de él (lo hay en la atmósfera, en el mar, en los ríos, en las aguas subterráneas, en los yacimientos de petróleo, en los de gas natural, por poner unos ejemplos) y, de hecho, el CO2 es absolutamente indispensable para que la vida en nuestro planeta Tierra pueda tener lugar. Sin el CO2 no estaríamos aquí.

CO2 en superficie

Concentración de CO2 en superficie, día 23 de enero de 2018 a las 7:30 UTC. Fuente: GEOS-5 / GMAO / NASA a partir de la web https://earth.nullschool.net

Entonces, si el CO2 tiene origen natural y está por todos lados, además de ser necesario para la vida, ¿por qué se le teme tanto y celebramos este Día Mundial por la reducción de sus emisiones? Pues porque también puede tener origen antropogénico, es decir, origen debido a la acción del ser humano en el medio, y estas emisiones antropogénicas actualmente son tan importantes que aumentan mucho la concentración de este gas de efecto invernadero en la atmósfera, lo que contribuye al calentamiento global del planeta, algo que debemos evitar a toda costa. Las emisiones artificiales de CO2 más importantes producidas por el ser humano son debidas a la quema de combustibles fósiles para la generación de energía, ya sea para llevar electricidad a nuestras casas y a las industrias, o para mover nuestros vehículos, así como las propias emisiones industriales. Se suman a estas actividades contaminantes otras como la deforestación o la cría de animales.

Mediante medidas de la concentración de CO2 en la atmósfera se puede comprobar que, tras la Revolución Industrial, las concentraciones han subido un 45% respecto a la era pre-industrial (antes del año 1750). En el año 2017 la ONU alertó de que se alcanzó un nuevo record de concentración de CO2 en la atmósfera, con un valor de 403,3 partes por millón. Al ser el CO2 un gas de efecto invernadero, esto es, capaz de absorber y emitir radiación infrarroja (y por lo tanto, de radiación térmica), contribuye al calentamiento de la superficie y de la atmósfera inferior de nuestro planeta. Se constata, de hecho, que desde el año 1970 se puede relacionar el aumento de temperatura global con el aumento de concentraciones de gases de efecto invernadero. Este calentamiento global, como es sabido creo que por todos, puede causarnos gravísimos problemas en todo el planeta. Por lo tanto, es especialmente  importante reducir las emisiones antropogénicas de estos gases, y en particular las de CO2, favoreciendo, entre otras medidas, la generación de energías limpias (renovables + atómica y, como objetivo final, un modelo energético basado únicamente en renovables).

serie temporal CO2

Serie temporal de concentración de CO2 atmosférico medias en el Observatorio Atmosférico de Izaña (AEMET). Se puede observar claramente la tendencia creciente de esta serie.

Es importante, por lo tanto, que todos seamos conscientes del peligro que suponen las excesivas emisiones de CO2 a la atmósfera, y que entre todos luchemos por un planeta más limpio y más sostenible. Es por ello que se celebra este Día Mundial. Solo tenemos una Tierra y debemos cuidarla.

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
42Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Beneficio negativo
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
1Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Llevo dos cursos impartiendo una asignatura llamada Matemáticas Empresariales. Es una asignatura de primer curso que comparten algunos grados universitarios relacionados con el mundo empresarial. En general todo transcurre como es habitual, es decir, quien atiende y trabaja supera bien la asignatura, y quien pasa olímpicamente suspende (porque no creo que estos últimos tengan menos capacidad que el resto de sus compañeros). El caso es que, independientemente de los buenos resultados de un estudiante en esta asignatura, he descubierto que casi todos tienen una cosa en común: ni se les pasa por la cabeza considerar que un beneficio puede dar un resultado negativo.

El cálculo de la función beneficio es un ejercicio típico. Damos una función precio (o dos, según estemos en problemas de funciones reales de una o dos variables reales), y de ahí calculan la función ingresos, pues los ingresos son el producto del precio por la cantidad de unidades vendidas. Damos también una función costes. El beneficio deben calcularlo como la diferencia entre los ingresos y los costes. Fácil, B(x,y) = I(x,y) – C(x,y)  si estamos con funciones reales de dos variables reales, o B(x) = I(x) – C(x) en el caso de funciones reales con una variable real.  A x e y llámalas como quieras (normalmente son cantidades q).

Pues bien, si ponemos valores a las variables x e y, es posible que ese valor de B sea negativo. ¿Por qué no? Puede dar tanto un valor negativo, como cero, como un valor positivo. Es económicamente posible. Un beneficio negativo significa básicamente que no ganas, lo cual es posible. Pero resulta que la mayoría de mis alumnos, y no será porque no se los haya explicado tropecientasmil veces, creen que el beneficio no puede ser negativo porque, oh Dios mío, las pérdidas no pueden existir. Hasta los alumnos más brillantes cometen a veces este error. Lo explican en la hoja de problemas o en el examen. En el mundo de algodón de azucar y piruleta en el que han sido criados los millenials, las pérdidas no existen. Siempre tienen que ganar, y si el resultado les parece que no les beneficia cierran los ojos y dicen que ese resultado no es posible.

Señores y señoras, despierten. Este mundo no es un escenario en el que todo sale bien y siempre ganas en los negocios. Los beneficios pueden ser negativos. Si tras sustituir valores en la función les sale que B es menor que cero, no está mal. Es económicamente posible, aunque lógicamente no es lo que busca el empresario.

Cuánto daño está haciendo la cultura del “todo va a salir bien si lo deseas”.

 

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
1Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Actualizar Garmin Forerunner 35
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
8Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Hace meses compré un reloj deportivo Garmin Forerunner 35, no solo para registrar mis entrenamientos cuando salgo a correr (cada vez menos de lo que quisiera), sino para registrar otro tipo de cosas como la calidad de mi sueño, los pasos que camino al día, o que el reloj me avise cuando llevo mucho tiempo sentada y debería moverme un poco. En general estoy muy contenta con este reloj, pero hay una cosa que me traía de cabeza desde hace tiempo: no conseguía actualizar su firmware.

El firmware de un dispositivo electrónico no es más que el programa que controla su funcionamiento. Cuando actualizas el firmware sueles obtener nuevas funcionalidades, o correcciones de errores. Mi Forerunner 35 me avisaba de que tenía una nueva actualización disponible, pero a la hora de instalar esa actualización se quedaba completamente colgado, la barra de avance no se movía, y tenía que resetearlo para volver a la versión inicial del firmware que trajo de fábrica (la 2.7). En realidad yo solo había sentido la necesidad de actualizarlo por tener una versión lo más actual posible, pero desde hace unos días tenía un problema que ya me hizo plantearme buscar y rebuscar hasta encontrar la solución: al sincronizar con la app del móvil, o con Garmin Express (el programa para el ordenador), los textos del reloj pasaban de español a sueco. Sí, a sueco, como lo lees. 🙂

Pues bien, encontré en internet la solución y aquí la comparto para quien no sepa inglés (porque la encontré en un foro de Garmin en inglés):

Lo primero que hay que hacer es pasar manualmente de la versión 2.7 a la versión 2.8. Para ello hay que seguir estos pasos:

  • Descargar este fichero
  • Conectar el reloj a tu ordenador con el cable USB que trajo de fábrica
  • En el ordenador verás el reloj como si fuese un dispositivo de almacenamiento
  • Entra en ese dispositivo, entra en la carpeta “Garmin” y copia ahí el fichero que acabas de descargar
  • Una vez copiado el fichero, extrae el dispositivo como cuando extraes un disco duro USB o un pendrive
  • Después de unos segundos, en la pantalla del reloj te saldrá un mensaje diciendo que hay una actualización disponible, y te preguntará si quieres instalarla. Selecciona la opción de instalarla ahora.
  • Verás una barra de avance de la instalación. En pocos segundos la tendrás instalada
  • El reloj se reiniciará

Ahora ya tienes la versión 2.8 del firmware instalada. A partir de aquí ya puedes actualizar a la última versión disponible en cada momento con la app del móvil (conectados el móvil y el reloj mediante bluetooth) o con Garmin Express en el ordenador. De nuevo, te saldrá un mensaje en el móvil diciendo que hay otra versión disponible, le ordenarás que la instale, lo hará, el reloj se reiniciará y ya lo tendrás a la última.

Hacer esto ha arreglado el problema del idioma en mi reloj (que todavía no sé qué lo causó). Si has tenido este mismo problema, o simplemente querías actualizar tu Garmin Forerunner 35 a la última versión de software y no lo habías conseguido, espero que esto te haya ayudado.

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
8Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Insertar datos vacíos en serie temporal cuando faltan fechas (Excel)
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
12Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Trabajando hoy con una serie temporal en Excel me he encontrado con un problema: quería calcular la correlación entre dos series temporales de variables, pero en una de las series temporales no aparecían todas las fechas. En vez de tener la fecha y un valor vacío cuando no existía ese valor (por ejemplo, un NaN, un espacio en blanco, o un clásico -999), simplemente el fichero de datos saltaba a la siguiente fecha donde sí había dato. Eso impedía que pudiera calcular la correlación con la otra serie temporal, porque para eso necesitamos todos los pares de datos (todos los valores para una misma fecha).

Para solucionar el problema lo único que se me ocurrió fue intentar rellenar esa serie temporal con las fechas que faltaban, y en esas fechas dejar vacío el dato. Lo mejor en estos casos no es trabajar en Excel, pero ya tenía todos los datos ahí y no me quedaba otro remedio. Publico aquí la solución de cómo lo conseguí tras buscar mucho en internet y probar incluso programando macros. Al final todo se ha reducido a poco más que una función de Excel.

Voy a poner un ejemplo para situarnos mejor. Imagina que tenemos esta serie temporal:

Fecha Dato
01/10/04 0.38
02/10/04 0.41
13/10/04 0.32
15/10/04 0.39
20/10/04 0.41
22/10/04 0.30
23/10/04 0.44
24/10/04 0.38
31/10/04 0.25

Vemos que a partir del 2/10/04 la fecha salta al 13/10/04, luego al 15/10/04 y así varias veces hay saltos de fecha. Lo que quiero conseguir es que aparezcan todas las fechas entre el 1/10/04 y el 31/10/04 y, donde antes no había fecha (ni dato, obviamente), ahora aparezca una casilla en blanco como dato. Vamos a suponer que esto lo tengo en las columnas A y B.

Lo primero que hice fue crear una nueva columna con todas las fechas, sin saltos. Para ello escribí en otra columna (supongamos que en la C) la primera fecha y, situando el ratón en la esquina inferior derecha de esa casilla, arrastré hacia abajo hasta llegar a la última fecha. Esa es una manera de rellenar casillas que usa Excel.

Una vez tenía una columna con todas las fechas (en la columna C), en otra columna (por ejemplo, la D) escribo esta fórmula en la casilla donde iría el primer dato:

=SI.ERROR(BUSCARV(C2;A:B;2;FALSO);” “)

Esta fórmula lo que hace es buscar en todos los datos de las columnas A y B la fecha que tenemos en la casilla correspondiente (la de la fila en que estemos situados) de la casilla C. Si encuentra una fecha igual, escribe el valor del dato asociado a ella. Si no encuentra esa fecha en nuestra serie de datos originales (en la que faltaban fechas), deja la casilla vacía.Fíjate en que busca a partir de la fila 2, porque la fila 1 la he dedicado a etiquetar las columnas. Si en tu caso no usas etiquetas o tus datos empiezan en otra fila, tenlo en cuenta para modificar la fórmula. También debes modificar la fórmula, por supuesto, si los nombres de tus columnas no coinciden con los míos.

El resultado sería este:

Fecha Dato
1/10/04 0.38
2/10/04 0.41
3/10/04  
4/10/04  
5/10/04  
6/10/04  
7/10/04  
8/10/04  
9/10/04  
10/10/04  
11/10/04  
12/10/04  
13/10/04 0.32
14/10/04  
15/10/04 0.39
16/10/04  
17/10/04  
18/10/04  
19/10/04  
20/10/04 0.41
21/10/04  
22/10/04 0.30
23/10/04 0.44
24/10/04 0.38
25/10/04  
26/10/04  
27/10/04  
28/10/04  
29/10/04  
30/10/04  
31/10/04 0.25

Ahora sí podría usar la columna Datos para calcular la correlación con otra variable que se encuentra asociada a cada una de esas fechas.

Si tienes que hacer lo mismo con datos en otra columna, simplemente arrastra la casilla donde esté la primera fórmula a la casilla correspondiente de esa otra columna.

Espero que si te encuentras con este problema, una serie temporal en la que faltan fechas y tienes que trabajar con Excel, llegues hasta aquí y te sirva de ayuda.


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
12Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Pequeña estación meteorológica con Arduino
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
43Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Hacía mucho tiempo que quería introducirme en el mundo de Arduino, pero no encontraba el momento para hacerlo. Aprovechando las vacaciones de verano, hace dos semanas compré un kit con, además de la placa Arduino Uno, los sensores y demás elementos necesarios para construir un proyecto sencillo, una pequeña estación meteorológica. Aquí voy a compartir todos los detalles de cómo lo hice.

El kit que compré es para construir la estación Céfiro, un proyecto del Grupo de Innovación Educativa que desde el Gobierno de Canarias se fomenta para su construcción en talleres y aulas de diferentes centros educativos de las islas. Más información sobre Céfiro, aquí. El caso es que, cuando busqué información en internet para empezar a montar desde cero este proyecto, porque en la caja no venía ningún tipo de manual, me encontré con que algunos sensores no eran los mismos que se especificaba en el contenido de la caja. También encontré, que siguiendo las instrucciones publicadas aquí, no conseguía hacer funcionar todo (programas que no compilaban bien, creo que también problemas con algunas librerías…). Total, que empecé a buscar información en otros sitios de internet, incluidas las web de los fabricantes de los sensores.

Mi proyecto, al menos de momento, es más sencillo que Céfiro, porque decidí no usar el sensor de humedad del suelo ni el detector de lluvia (voy a tener la estación siempre dentro de casa). Quiero ampliarlo con sensores de calidad del aire, pero de momento lo que registro es temperatura, humedad relativa y presión. Para ser un primer proyecto no está del todo mal.

Los ingredientes para la “receta” son los siguientes:

  • Placa Arduino Uno
  • Placa protoboard pequeña
  • Módulo LCD de 2 líneas y 16 caracteres por línea, IIC/12C1602
  • Sensor de presión BMP-180 (también mide temperatura y humedad)
  • Sensor de temperatura y humedad DHT-22
  • Cables (macho-macho y hembra-macho)

Las conexiones que hice son las siguiente. Perdón si el esquema no es claro. Es el primero que hago:

Y el código, hecho bastante a base de corta-pega de códigos encontrados en la red. Siento no poder citar aquí las fuentes porque cometí el error de no guardarlas, pero las buscaré y las incluiré.

#include “DHT.h”
#include <Wire.h>
#include <LCD.h>
#include <LiquidCrystal_I2C.h>
#include <SFE_BMP180.h>

#define DHTPIN 2 // what pin we’re connected to
#define DHTTYPE DHT22 // DHT 22 (AM2302)

#define I2C_ADDR 0x3F // <<—– Add your address here. Find it from I2C Scanner
#define BACKLIGHT_PIN 3
#define En_pin 2
#define Rw_pin 1
#define Rs_pin 0
#define D4_pin 4
#define D5_pin 5
#define D6_pin 6
#define D7_pin 7

int n = 1;
int maxHum = 60;
int maxTemp = 40;
SFE_BMP180 pressure;
#define ALTITUDE 543.0 // Tu altitud en metros
LiquidCrystal_I2C lcd(I2C_ADDR,En_pin,Rw_pin,Rs_pin,D4_pin,D5_pin,D6_pin,D7_pin);

void setup()
{
lcd.begin (16,2); // <<—– Mi LCD es de 16×2, pero aqui puedes modificar

Serial.begin(9600);

lcd.print(“Leyendo sensores”);
DHT dht(DHTPIN, DHTTYPE);
dht.begin();
// Initialize the sensor (it is important to get calibration values stored on the device).

if (pressure.begin())
Serial.println(“BMP180 init success”);
else
{
// Oops, something went wrong, this is usually a connection problem,
// see the comments at the top of this sketch for the proper connections.

Serial.println(“BMP180 init fail\n\n”);
while(1); // Pause forever.
}
}
void loop() {
char status;
double T,P,p0,a;

DHT dht(DHTPIN, DHTTYPE);
// Wait a few seconds between measurements.
delay(2000); //

// Reading temperature or humidity takes about 250 milliseconds!
// Sensor readings may also be up to 2 seconds ‘old’ (its a very slow sensor)
float h = dht.readHumidity();
// Read temperature as Celsius
float t = dht.readTemperature();

/// Sensor de presion
// Loop here getting pressure readings every 10 seconds.

// If you want sea-level-compensated pressure, as used in weather reports,
// you will need to know the altitude at which your measurements are taken.
// We’re using a constant called ALTITUDE in this sketch:

Serial.println();
Serial.print(“provided altitude: “);
Serial.print(ALTITUDE,0);
Serial.print(” meters, “);
Serial.print(ALTITUDE*3.28084,0);
Serial.println(” feet”);

// If you want to measure altitude, and not pressure, you will instead need
// to provide a known baseline pressure. This is shown at the end of the sketch.

// You must first get a temperature measurement to perform a pressure reading.

// Start a temperature measurement:
// If request is successful, the number of ms to wait is returned.
// If request is unsuccessful, 0 is returned.

status = pressure.startTemperature();
if (status != 0)
{
// Wait for the measurement to complete:
delay(status);

// Retrieve the completed temperature measurement:
// Note that the measurement is stored in the variable T.
// Function returns 1 if successful, 0 if failure.

status = pressure.getTemperature(T);
if (status != 0)
{
// Print out the measurement:
Serial.print(“temperature: “);
Serial.print(T,2);
Serial.print(” deg C, “);
Serial.print((9.0/5.0)*T+32.0,2);
Serial.println(” deg F”);

// Start a pressure measurement:
// The parameter is the oversampling setting, from 0 to 3 (highest res, longest wait).
// If request is successful, the number of ms to wait is returned.
// If request is unsuccessful, 0 is returned.

status = pressure.startPressure(3);
if (status != 0)
{
// Wait for the measurement to complete:
delay(status);

// Retrieve the completed pressure measurement:
// Note that the measurement is stored in the variable P.
// Note also that the function requires the previous temperature measurement (T).
// (If temperature is stable, you can do one temperature measurement for a number of pressure measurements.)
// Function returns 1 if successful, 0 if failure.

status = pressure.getPressure(P,T);
if (status != 0)
{
// Print out the measurement:
Serial.print(“absolute pressure: “);
Serial.print(P,2);
Serial.print(” mb, “);
Serial.print(P*0.0295333727,2);
Serial.println(” inHg”);

// The pressure sensor returns abolute pressure, which varies with altitude.
// To remove the effects of altitude, use the sealevel function and your current altitude.
// This number is commonly used in weather reports.
// Parameters: P = absolute pressure in mb, ALTITUDE = current altitude in m.
// Result: p0 = sea-level compensated pressure in mb

p0 = pressure.sealevel(P,ALTITUDE); // we’re at 1655 meters (Boulder, CO)
Serial.print(“relative (sea-level) pressure: “);
Serial.print(p0,2);
Serial.print(” mb, “);
Serial.print(p0*0.0295333727,2);
Serial.println(” inHg”);

// On the other hand, if you want to determine your altitude from the pressure reading,
// use the altitude function along with a baseline pressure (sea-level or other).
// Parameters: P = absolute pressure in mb, p0 = baseline pressure in mb.
// Result: a = altitude in m.

a = pressure.altitude(P,p0);
Serial.print(“computed altitude: “);
Serial.print(a,0);
Serial.print(” meters, “);
Serial.print(a*3.28084,0);
Serial.println(” feet”);
}
else Serial.println(“error retrieving pressure measurement\n”);
}
else Serial.println(“error starting pressure measurement\n”);
}
else Serial.println(“error retrieving temperature measurement\n”);
}
else Serial.println(“error starting temperature measurement\n”);

delay(5000); // Pause for 5 seconds.
///////

// Escribo en la pantalla LCD
// Switch on the backlight
lcd.setBacklightPin(BACKLIGHT_PIN,POSITIVE);
lcd.setBacklight(HIGH);
///////////////////////////////////////////////////
lcd.clear();//Elimina todos los simbolos del LCD
lcd.setCursor(0,0);//
lcd.print(“Humedad relativa “);
lcd.setCursor(5,1);
lcd.print(h);//Escribe la humedad
lcd.print(” %”);
delay (2500);
///////////////////////////////////////////////////
lcd.clear();
lcd.setCursor(3,0);
lcd.print(“Temperatura “);
lcd.setCursor(6,1);
lcd.print(t);//Escribe la temperatura
lcd.print(” C”);
delay (2500);
///////////////////////////////////////////////////
lcd.clear();
lcd.setCursor(0,0);
lcd.print(“Presion “);
lcd.setCursor(0,1);
lcd.print(P);// Escribe la presion
lcd.print(” mb”);
delay (2500);

/////////////////////////////
lcd.clear();
lcd.setCursor(1,0);
lcd.print(“Estacion meteo”);
lcd.setCursor(2,1);
lcd.print(“Silvia Alonso”);
delay (2500);
// Check if any reads failed and exit early (to try again).
if (isnan(h) || isnan(t)) {
Serial.println(“Failed to read from DHT sensor!”);
return;
}

Serial.print(“Humidity: “);
Serial.print(h);
Serial.print(” %\t”);
Serial.print(“Temperature: “);
Serial.print(t);
Serial.println(” ºC “);
}

Como ves, al principio del código hay unas librerías (las que están detrás de la instrucción #include) que debes instalar. Eso se hace desde el propio programa entorno donde programas el Arduino. Trata de tener las últimas versiones de las librerías.

Con este programa tendrás dos tipos de salidas. Por un lado, las que aparecen en la pantalla LCD (temperatura y humedad medidas por el sensor DHT-22 y presión medida por el sensor BMP-180). Por otro lado, si en el entorno de programación vas al monitor del sistema, verás información extra, como por ejemplo la temperatura y humedad proporcionadas por el BMP-180, la presión en Hg, o tu altitud en pies. En código hay una línea en la que tienes que especificar a qué altitud se encuentra tu estación. También puedes modificar otras cosas, como el texto que yo puse para identificar a la estación, donde aparece mi nombre (pon el tuyo, o ¡ponle nombre propio a tu estación!).

Y eso es todo. Solo tienes que tener cuidado de que todo esté bien conectado, el programa subido a la placa controladora Arduino y la placa alimentada (por ejemplo, a través del cable USB). Aquí muestro unas fotos de cómo quedó el montaje. Lo bueno ahora sería hacerle algún tipo de caja para poner dentro todos los elementos, pero voy a esperar a ampliar la estación. Quiero añadir algún sensor de calidad del aire (ya estoy trabajando con el MQ-135, aunque no me está gustando mucho).

estación meteorológica arduino

estación meteorológica arduino

estación meteorológica arduino

estación meteorológica arduino

Se pueden hacer más cositas, como por ejemplo conseguir que los datos registrados por los sensores se escriban en un fichero (en una tarjeta SD, o en el ordenador al que está conectada por USB), añadir más sensores y todo lo que se te ocurra. Lo interesante es experimentar y así aprender un poquito más de electrónica.

Espero que esta entrada de mi blog te anime a hacer este o un proyecto similar con Arduino. Si tienes alguna duda, pregunta en la sección de comentarios y trataré de ayudarte.

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
43Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Paso de la Estación Espacial Internacional por Canarias
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

La Estación Espacial Internacional, ese laboratorio en órbita participado por cinco agencias espaciales, puede ser visto a simple vista cuando pasa por encima de un área determinada alrededor de tu localización. Por supuesto, podrás verlo si las condiciones de iluminación lo permiten, pues el Sol debe iluminar sus paneles solares, los más grandes puestos en órbita hasta la fecha, y tu cielo debe estar lo suficientemente oscuro para que la puedas ver. Después del Sol y la Luna, la Estación Espacial Internacional es el tercer objeto más brillante visible en el cielo.

Hoy ha cruzado los cielos de las islas Canarias con condiciones óptimas para su visualización. A partir de las 21:36 hora local se pudo ver surcando el cielo desde el Oeste. Yo me enteré de este paso por un mensaje en Twitter del astronauta Ignazio Magnani, que informaba del paso por Canarias y de la hora a la que veríamos la estación en la que él mismo se encuentra a fecha de hoy. Como precisamente hoy estaba estrenando una videocámara que compré de segunda mano, una Sony HDR-CX240, me propuse captar la imagen de la estación con esta cámara y así la pondría a prueba en condiciones de poca iluminación.

El vídeo está hecho en malas condiciones, pues tras ver el tweet de Ignazio Magnani no me dio tiempo de preparar mucho la observación. Usé la cámara sin trípode, a pulso, y a través de una ventana cerrada, pues mi gato Newton tenía demasiada curiosidad en ver qué estaba haciendo mirando al cielo. 🙂

Ver el paso de la Estación Espacial Internacional a ojo es muchísimo más espectacular que en vídeo. Se puede ver un punto bastante brillante, a mí me pareció de color anaranjado, ascendiendo en la bóveda celeste, de Oeste a Sur. Mis exclamaciones de admiración, mirándola a simple vista pero queriéndola grabar con la cámara, hicieron que me moviera más de la cuenta y que hablara más de la cuenta (¡es que era precioso!), por lo que la imagen está bastante movida y decidí quitar el audio al vídeo. Para verla en el vídeo seguramente tendrás que ponerlo a pantalla completa, y la verás como un punto blanco que se mueve en línea recta (aunque ya digo que el vídeo está hecho a pulso y por eso hay más movimiento), en diagonal desde la parte inferior derecha de la pantalla hacia la parte superior izquierda.

Aunque el vídeo no sea muy bueno, me hace ilusión compartir el momento con mis lectores. Espero que les guste y que tengan la oportunidad de observarla ustedes en sus cielos.

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Descubre asteroides con una app
Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
16Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Los llamados cuerpos menores (asteroides y cometas) siempre han sido un campo de estudio en el que los aficionados a la astronomía tienen mucho que decir. Con sus telescopios y sus cámaras CCD los aficionados escudriñan desde hace muchos años el cielo en busca de objetos que se muevan en conjuntos de imágenes donde las estrellas estén fijas. Así se han descubierto muchísimos de estos objetos, y muchos fueron y están siendo descubiertos desde España.

Cuando yo estaba estudiando la carrera de Física, mi inquietud por la astronomía me llevó a contactar con un conjunto de aficionados de varios puntos de España que observaban cometas y asteroides. Hicimos un grupo de observación, y desde varios pequeños observatorios se hizo (y se sigue haciendo, ya cada uno individualmente) ciencia de calidad. Unos hacían las observaciones y otros (era mi caso) hacíamos la astrometría, que es la determinación de la posición del objeto en el cielo para poder determinar su órbita. Muchas veces estudiábamos objetos ya bien conocidos, pero alguna vez nos llevamos la alegría de vivir algún nuevo descubrimiento. Creo que ya lo he mencionado en el blog alguna vez, pero gracias a uno de estos descubrimientos, hecho desde el Observatorio de Begues por Pepe Manteca, hay un asteroide con mi nombre orbitando por ahí arriba, el (159865) Silvialonso, también denominado 2004 PX66.

Este sigue siendo el método de tantos y tantos nuevos descubrimientos, con profesionales y aficionados buscando con sus telescopios en cada pequeño rincón del cielo, pero ahora hay una manera más accesible a todos de poder contribuir al conocimiento de los cuerpos menores. Se trata de una aplicación para dispositivos móviles creada por la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto de Astrofísica de Canarias, en la que desde cualquier lugar puedes tener la oportunidad de descubrir un objeto. La app se llama Cazasteroides y se puede instalar en Android o en iOS. Es más, incluso se puede usar desde su versión web, lo que me parece una idea fantástica.

Esta app es muy fácil de usar. Solo tienes que crearte una cuenta (gratis) y comenzar a mirar con detenimiento el set de imágenes que ves en pantalla. En ellas verás un campo lleno de estrellas más o menos fijas (no siempre la alineación de todas las imágenes es perfecta). Lo que tienes que buscar es un punto que se mueva de manera uniforme entre el fondo de estrellas fijas. Si no encuentras nada, puedes ir a la esquina superior derecha y pulsar en el botón “Nuevo” para que te salga otro conjunto de imágenes. Cuando encuentres un punto que se mueva uniformemente, pulsa sobre él (te saldrá una lupa en pantalla para ayudarte) y envía su posición cuando lo tengas bien señalado. La propia app te dirá si es un objeto ya conocido, si eres el primero en observarlo, o si es un candidato a nuevo descubrimiento pero ya alguien lo vio antes que tú.

Cazasteroides

Cada vez que señales un posible objeto, el resto de usuarios podrá opinar sobre si es una detección real o no (hay un sistema de votos en el que tú también puedes participar con las observaciones de los demás). Por cada objeto detectado se te dan una serie de puntos, y hay un ranking. A veces hay concursos en los que se pueden ganar premios muy interesantes. Este componente de gamificación es muy curioso en esta app.

Como ves, ya no necesitas tener un buen telescopio y una buena cámara CCD, además de muchas noches de cielos despejados, para poder descubrir un asteroide. Solo necesitas esta app, o entrar a la aplicación web, y una buena dosis de paciencia y gusto por la astronomía.

No vemos en el ranking de Cazasteroides!

 

 


Compartir es gratis...Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Facebook
Facebook
16Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Next Page